Sitio dedicado al estudio

de la Filosofia y la Etica

En los evangelio de Lucas y Mateo hay una descripción del sermón de la montaña.
Mateo nos relata las 8 bienaventuranzas (Mateo 5:1-12) pero en el evangelio de Lucas (Lucas 6:20-26) hay una diferencia: el nos relata las "venturanzas": hay 4 bienaventuranzas (Lucas 6:20-23) y 4 malaventuranzas (Lucas 6:24-26).
Recordemos que en el evangelio de Lucas tenemos la enseñanza de la Parábola del Buen Samaritano (Lucas 10:29), esta parábola nos enseña que pecamos, como el levita que pasa de largo o vivimos rectamente como el samaritano, todos tenemos que elegir entre el bien y el mal, entre la rectitud y el pecado.  Es por eso que hay bienaventuranzas y malaventuranzas.
Lucas nos habla de "venturanzas" y asi comienza a revelarse el misterio del Reino de Dios. Las bienaventuranzas nos expresan las promesas del reino de Dios y fundamentan toda esperanza. En las malaventuranzas hay una advertencia: el peligro de las riquezas y la falsa felicidad.
Las malaventuranzas nos explican que hay una falsa felicidad, una opinión de la felicidad y esto ocurre porque seguimos el falso bien, la idolatría del dinero. Recordemos la triple división del hombre: cuerpo, alma y espíritu; las bienaventuranzas estan referidas al hombre espiritual (prevalece el espíritu) en cambio las malaventuranzas al hombre natural (prevalece el cuerpo). Tenemos que seguir los dictados del espíritu o la carne.
El Apóstol Pablo nos habla de la triple división del hombre: "Los que viven segun la carne desean lo que es carnal, en cambio, los que viven segun el espíritu, desean lo que es espiritual. Ahora bien, los deseos de la carne conducen a la muerte, pero los deseos del espíritu conducen a la vida y a la paz, porque los deseos de la carne se oponen a Dios, ya que no se someten a su Ley, ni pueden hacerlo". Romanos 8:5-8.
Cristo nos llama a seguir la buena felicidad, no la felicidad de las apariencias.
El verdadero bien del hombre es la vida eterna, es decir el conocimiento de Dios, no la felicidad. El evangelio de Lucas es el evangelio de la misericordia pero tambien es un evangelio fundamentalmente ético, que nos llama al cambio: del pecado a la vida recta (don espiritual de la rectitud), la vida en gracia de Dios.

El concepto de la felicidad segun los autores clásicos:

La felicidad en relación con la actividad del alma:
Aristóteles comienza su trabajo con su libro "Acerca del alma", en el nos explica que "el alma es la causa y el principio del cuerpo vivo" Cap 4 A3, tambien que el alma es la perfección del cuerpo y primer motor movil. De allí en adelante todos sus libros se desarrollan a partir de este estudio del alma.
En etica nicomaquea libro I escribio: "llamamos perfecto lo que siempre se elije por si mismo y nunca por otra cosa. Tal parece ser, sobre todo, la felicidad, pues la elegimos por ella misma". "la felicidad es una cierta actividad del alma de acuerdo con la virtud", Libro I c 9, "la felicidad es el bien mas perfecto", "la felicidad es la recompensa de la virtud", luego en Retórica afirmaria: "la felicidad es el bienestar acompañado de virtud, o la posesión de los medios suficientes para vivir, o la vida muy agradable junto con la seguridad de continuar en ella, o el buen estado de las riquezas y los cuerpos", Libro I cap V.
La felicidad en relación con el espíritu:
Tomas de Aquino, padre de la escuela escolástica, parte sus estudios de Dios, no desde el alma y afirma en el Suma  Teologica: "Dios es la felicidad del hombre", "la felicidad eterna consiste en la vision de Dios", "la felicidad es lo que todos desean unanimemente". La filosofia escolástica pone la felicidad en relación con Dios y fundamentalmente en la contemplación de Dios.
En la Biblia el eclesiastés nos enseña: "la felicidad es para los que temen a Dios", Eclesiastés 8:12. La Biblia, y en particular el viejo testamento, ponen la felicidad en manos de las personas devotas y predispuestas a adquirir sabiduría por la constancia; recordemos que el temor de Dios como don espiritual es devoción, firmeza, constancia, ecuanimidad, estabilidad.
En el Nuevo Testamento, en los evangelios,  en Lucas 6:20-23 y en Mateo 5:3-12, Cristo en el sermón del Monte se explaya en las Bienaventuranzas y pone la felicidad en la esperanza de la vida bienaventurada y la realización del reino de Dios, todas las bienaventuranzas comienzan con la palabra "felices".
Los conceptos de la felicidad son muchos y varian segun el autor clásico. Cada lector elige con que concepto de la felicidad se queda.

No hay en los autores clásicos griegos, Aristóteles y Platón, en particular, un estudio sobre la virtud de la esperanza. Es con los evangelios y la filosofía escolástica que se alcanza un conocimiento sobre esta virtud.
La virtud teologal de la esperanza, es una virtud infusa por el espíritu santo de acuerdo a la escuela tomista (filosofía escolástica) y una de las siete virtudes cristianas que son: la templanza, la fortaleza, la justicia, la prudencia, la fe, la Caridad y la esperanza.
En la Religión cristiana la esperanza es uno de los tres dones, junto con la justificación y la fe que se reciben en el sacramento del Bautismo. La fe es aceptar el credo y la esperanza la confianza en recibir el bien de la vida eterna y las bendiciones de las bienaventuranzas. La virtud de la esperanza en la practica es una virtud que nos asiste en las dificultades concretas de la vida. La justificación completa las virtudes infusas y prepara el alma para la vida en gracia.
La epístola a los Hebreos nos habla de las virtudes infusas de la fe y la esperanza, la carta si bien es de un autor desconocido, pero probablemente Pablo, la carta es una homilía y una exhortación a conservar la Fe.
En la carta el autor expresa: "solamente deseamos que cada uno muestre siempre el mismo celo para asegurar el cumplimiento de la esperanza. Así, imitaran el ejemplo de aquellos que por la fe y la paciencia heredan las promesas", Hebreos 6:11-12.
El autor de la epístola a los Hebreos nos enseña que esta virtud completa y perfecciona la Caridad (Amor al Bien o Amor perfeccionado por la naturaleza del bien) y la Fe, siguiendo esta idea la esperanza es un don espiritual (como concepto teológico).
En la epístola el autor continua y afirma: Esta esperanza que nosotros tenemos, es como un ancla del alma, sólida y firme. Hebreos 6:19.
En la carta el autor habla de la esperanza y explica que la esperanza implica celo y paciencia para alcanzar las promesas de las Bienaventuranzas. Recordemos que las bienaventuranzas, además de ser la exposición del plan de Dios, son  promesas de bendición, la esperanza busca el largo plazo, no el corto.
La virtud de la esperanza si bien se entiende que ordena el hombre a los divino, depende de la vida en gracia, en esencia no hay esperanza para los que practican el error. La esperanza no se realiza en la vida en el mas allá, se realiza en la vida eterna, que es en esencia la verdadera promesa de las bienaventuranzas: "esto es la vida eterna, que te conozcan a ti único Dios verdadero", Juan 17:3.

 

Eventos

  • Retiro de libros editados
    Viernes, 11 Julio 2014 17:03
    Retiro de libros editados

    Mi nuevo Libro retirado de Editorial Dunken el viernes 11 de Julio de 2014

  • A la venta la nueva version del Tratado
    Viernes, 11 Julio 2014 17:11
    A la venta la nueva version del Tratado

    Salio a la venta el libro, su nueva version mas completa que la descarga gratuita,  en Editorial Dunken, pueden llamar y comprar el libro.

  • Entrevista en Radio Fm Signos
    Martes, 15 Julio 2014 10:57
    Entrevista en Radio Fm Signos

    Mi entrevista en el programa de Estela, "la Caja de Pandora", en Fm Signos. Martes de 10 a 11 00 am en Fm 92.5. Argentina. Link de la Radio: http://www.fmsignos.com.ar/index.html

Suscribirse a nuestro boletín

Copyright V Evangelio © 2014. Todos los derechos reservados.