Sitio dedicado al estudio

de la Filosofia y la Etica

Bienventurados los pobres de espíritu

Las enseñanzas de Jesús en el evangelio de San Mateo comienzan con la promulgación del Reino de los cielos en el Sermon de la Montaña, esta invitacion a entrar en el Reino de Dios se traduce en las famosas 8 bienaventuranzas o promesas. El Reino de Dios comienza con esta enseñanza: "Felices los que tienen alma de pobres, porque a ellos les pertenece el Reino de los Cielos", Mateo 5:3. Tomas de Aquino nos dice sobre la bienaventuranzas: "todas las bienaventuranzas pertenecen a la perfeccion de la vida espiritual", y a esto corresponde la pobreza, a dejar todo por el Reino de Dios.
Hay una enseñanza de Jesus sobre la pobreza, la historia del joven rico: "Luego se le acercó un hombre y le preguntó: "Maestro, ¿que obras buenas debo hacer para conseguir la Vida eterna?". Jesús le dijo: "¿Cómo me preguntas acerca de lo que es bueno? Uno solo es el Bueno. Si quieres entrar en la Vida eterna, cumple los Mandamientos". "¿Cuáles?", preguntó el hombre. Jesús le respondió: "No matarás, no cometerás aduterio, no robarás, no darás falso testimonio, honrarás a tu padre y a tu madre y amarás a tu prójimo como a ti mismo". El joven dijo: "Todo esto lo he cumplido": ¿Que me queda por hacer?. "Si quieres ser perfecto, le dijo Jesús, vé, vende todo lo que tienes y dalo a los pores: asi tendrás un tesoro en el cielo. Después, vén y sígueme". Al oir estas palabras, el joven se retriro entristecido, porque poseia muchos bienes. Maeo 19:16-22.
Jesús nos llama a evitar la soberbia que proviene de la acumulación de las riquezas: " Uno de la multitud le dijo: "Maestro, dile a mi hermano que comparta conmigo la herencia". Jesús, le respondió: "Amigo, ¿quién me ha constituido juez o arbitro entre ustedes?". Después le dijo: "Cuídense de toda avaricia, porque aun me medio de la abundancia, la vida de un hombre no está asegurada por sus riquezas." Lucas 12: 13-15.
Hay que entender el concepto de pobreza de alma o de espiritu como "mendicidad espiritual", como una actitud de humildad y de devocion hacia la sabiduria de Dios. Tener alma de pobre o pobreza de espiritu se corresponde con el don de la Piedad o Temor de Dios como lo explica Tomás de Aquino en el Suma de Teológica. Es por esto que es la primera bienaventuranza. El Reino de Dios comienza con la Piedad: "El comienzo de la sabiduría es el Temor de Dios" Proverbios 9:10..

Más en esta categoría: « La armadura de Dios

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Suscribirse a nuestro boletín

Copyright V Evangelio © 2014. Todos los derechos reservados.