Imprimir esta página

Estudio bíblico: "Si Dios esta de nuestra parte,¿quien puede estar en contra nuestra?". Significado, importancia, interpretación.

Si Dios está de nuestra parte, ¿quién puede estar en contra nuestra?. Romanos 8:31 Si Dios está de nuestra parte, ¿quién puede estar en contra nuestra?. Romanos 8:31

El apóstol Pablo explica en su carta a los Romanos: "Si Dios esta de nuestra parte, ¿quien puede estar en contra nuestra?" Romanos 8:31. Esta enseñanza es una afirmación sobre la providencia de Dios. Tomás de Aquino nos explica que la Providencia es la prudencia divina que todo lo dispone: "Padre, Tú lo gobiernas todo con Providencia", Sabiduría 14:3.
Hay afirmaciones similares en la Biblia sobre la Providencia: "Dios dispone de todas las cosas para el bien de los que lo aman", Romanos 8:28, también: "Dios ama unicamente a los que conviven con la sabiduría", Sabiduría 7:28
Todo lo que viene de Dios esta ordenado nos explica Tomas de Aquino. ¿Pero ordenado a qué? Ordenado a su sabiduría y bienaventuranza: "Las obras de Dios son perfectas", Deuteronomio 32,4; "Por lo tanto, sean ustedes perfectos como el Padre celestial es Perfecto" Mateo 5:48.
Dios obra en nuestras vidas con sabiduría, Dios no puede ir en contra de su propia lógica, es decir su bienaventuranza. La bienaventuranza del hombre esta en manos de la Providencia divina, pero también de sus propias elecciones, es decir de su capacidad de elegir entre lo correcto y el error, el hombre tiene libre albedrío: "El hizo al hombre en el principio y lo dejó librado a su propio albedrío..."Eclesiástico 15:14
La afirmación del apóstol Pablo solo es verdadera para aquellos que eligen vivir de acuerdo al espíritu, es decir para los justificados, y estas son las personas que eligen vivir la fe en un sentido pleno, adulto.
Vivir de acuerdo al espíritu significa ser progresivos, tender a la mejora, al aumento y esto es hacer "camino"; también es ser precisos y esactos o dicho de otra manera practicar la verdad, por último aumentar la vida. Por esto Jesús nos dice "Yo soy el camino, la verdad y la vida", Juan 14:6.
Los dones son camino, verdad y vida, para expresarlo de otra manera, vivir los dones es vivir éticamente. Es importante destacar que no hay bendiciones para aquellos que eligen "vivir según la carne". Las conductas desordenadas (pecaminosas) no tienen bendición. El error, a sabiendas, no es compatible con la bienavanturanza. Dios ayuda a los que se ayudan, dijo Benjamín Franklin. Como explica Jesús en las bienaventuranzas: dos caminos (la carne y el espíritu), dos amos (dios o el dinero), dos retribuciones (la vida eterna o la ruina).
En definitiva Dios esta de nuestra parte si somos justificados.