Sitio dedicado al estudio

de la Filosofia y la Etica

La filosofía escolástica y la demostración de Dios

Demostración racional de Dios por la existencia del mundo 

San Agustín y Santo Tomás discurren sobre la demostración racional de la existencia de Dios. San Agustín afirma en su discurrir sobre la existencia de verdades inmateriales: "perfecciones invisibles se hacen visible a la inteligencia por la consideración de las criaturas" (libro VII, C XX, Libro Confesiones).
Tomas de Aquino en su libro Suma de Teología toma una cita de la epístola a los Romanos: "Lo invisible de Dios se ha hecho perceptible a través del conocimiento de lo creado", Romanos 1:20 (Q 79 A9). En los libros de los Salmos hay una afirmación similar: "los cielos declaran la Gloria de Dios y el firmamento proclama la obra de sus manos", Salmos 19:2.
Según los escolásticos el bien y la sabiduría son substancias y se identifican con Dios. Dios es la sabiduría misma.
Si bien podemos inferir la existencia de entes inmateriales eternos e increados (entelequias), en este caso el bien, la sabiduría y Dios, por la existencia del mundo, para los teólogos la demostración de Dios no es un proceso racional, no se puede a través de la razón alcanzar el conocimiento de las verdades ultimas, el limite de la razón humana es la prudencia, esta es una de las conclusiones mas importantes de San Agustín en su libro Confesiones, recordemos la afirmación de Jesús: "esto es la vida eterna que te conozcan a ti único Dios verdadero", Juan 17:3.
Se necesita pues de un esfuerzo de conversión para alcanzar la virtud infusa de la Caridad, es decir el estado de iluminación, y con ello el Don de Ciencia y así obtener el conocimiento ultimo de la verdad y Dios. Se podría decir por la lectura de los escolásticos que la necesidad de pruebas lógicas sobre la existencia de Dios se debe a la insuficiencia perceptiva del hombre, de allí el mito de la caverna de Platón.

Deja un comentario

Asegúrese de introducir la información requerida con la marca (*). No está permitido el Código HTML.

Suscribirse a nuestro boletín

Copyright V Evangelio © 2014. Todos los derechos reservados.