Sitio dedicado al estudio

de la Filosofia y la Etica

La metafísica en la resurección de Jesús

Jesús es Dios Jesús es Dios

Resucitar en la Metafisica escolástica es revivir con un cuerpo incorruptible, es decir Tomas de Aquino nos habla de la Inmortalidad perfecta, es decir la Inmortalidad con Inmutabilidad:  "porque todo cambio es como una muerte", Suma de Teologia Q 50 A5. Sobre la vida incorruptible Tomas nos dice que es propia de Dios y de los ángeles. Por eso Jesús dice:

"Yo soy la Resurrección y la Vida", Juan 11:25

Jesús personifica las perfecciones de Dios, Jesús es "hijo de hombre", en la Teología la muerte es fruto del pecado. Por esto en un sentido propio solo Jesús resucitó: Juan 20, Lucas 24, Marcos 16, Mateo 28.
La "resureccion de lázaro", en Lucas 11 es una simple "metáfora" del evangelio, "Lázaro" revivió, no resucitó. La resurección como gracia se enmarca en el aspecto teológico del Reino de Dios, junto con las afirmaciones del "Yo soy".
En la metafísica escolástica la resurección de Jesús es el preanuncio de la resolución del problema del mal. Con la resurección de Jesus surge la esperanza en un sentido escatológico: "el amor no pasará jamás. Las profecías acabarán, el don de lenguas terminará, la ciencia desaparecerá; porque nuestra ciencia es imperfecta y nuestras profecías limitadas. Cuando llegue lo perfecto, cesará lo que es imperfecto" 1 Corintios 13:8.
Con la llegada del apocalipsis, el error cesa su dominio sobre el mundo y surge la resucción de los santos: "esta es la primera resureccion" Apocalipsis 20:6. En el Suma de Teología se afirma: "a los santos se les promete igualdad con los ángeles" Q 62.
La resurección como gracia responde al orden y aumento de la perfección del universo, es decir al accionar de la Providencia divina en la historia del hombre.

 

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Suscribirse a nuestro boletín

Copyright V Evangelio © 2014. Todos los derechos reservados.